12/7/07

RICHTER



charles richter va elaborar l'any 1935 una escala de medició de la magnitud dels terratrèmols influenciat sobretot pel sisme que es va produir a san francisco l'any 1906. segons la seva equació, la magnitut d'un sisme es medeix pel temps que transcorre entre l'arribada a un punt concret d'unes ones anomenades p i unes altres anomenades ones s així com per l'intensitat d'aquestes. les ones p fan que l'entorn vibri en el mateix sentit que el del desplaçament de l'ona i produeixen moviments de compressió i dilatació del terreny. les ones s arriben més tard i són les que originen el trencament més violent donat que fan vibrar l'entorn en sentit perpendicular al del desplaçament de l'ona.

ara fa deu anys estava a san francisco per primera vegada i quan estava a punt de fer una fotografia a les corbes de lombard street vam patir un petit terratrèmol (un de 1,5 punts a l'escala richter, l'equivalent a 178 quilograms de dinamita). van ser a penes deu segons i l'impacte va ser mínim, de fet molts ciutadans a penes el van significar -res a veure amb el sisme de 8 punts i equivalent a un tona de dinamita que va destrossar la ciutat per complet l'any 1906- però a mi em va espantar. recordo estar enfocant la càmera i veure a través de l'objectiu que les ombres de les cases es movien irregularment primer, comprovar que la càmera s'escapava de les meves mans a continuació, notar el terra movent-se sota una esponja de gelatina semi-sòlida i tornar-se a posar tot al seu lloc abans d'haver entès què havia passat. vaig reaccionar quan la margaret em va posar la mà al muscle i somriguent em va dir you've witnessed your first earthquake. vaig tardar en comprendre l'inseguretat que em va provocar que el terra es mogués, crec que ni tan sols la vaig voler processar però al arribar de nou a casa seu vaig estar cinc minuts repetint-me: només era d'un grau i mig, un grau i mig.

a determinats terratrèmols, però, no els puc posar escala. no hi ha equació ni logaritme que medeixi o pugui preveure el dany que ocasionen certs moviments. com calculo l'equivalent en càrrega de dinamita que té conèixer els resultats dels anàlisis mèdics d'un familiar? com m'anticipo a l'esquerda que suposa la renúncia d'una figura important a la feina? com predic l'impacte tectònic de la negativa velada a un afecte? quina operació de matemàtica física m'indica la sacsejada que provoca una situació de crisi laboral sostinguda? com pot cap aparell saber que després d'un temps en calma, un terratrèmol estava reptant sota teu i que jo l'activaria inconscientment? quina fòrmula mesura el dolor que suposa separar-me de tu temporalment encara que sigui una mesura de protecció?

de la mateixa manera que les ones p i les ones s es retroalimenten, certs esdeveniments junts tenen una força destructiva que per si sols no tindrien. aquests dies em sento com un geòleg frustrat, descobrint que fins ara havia pogut fer front a petits sismes per separat, que cap de les ones p (paraules) o s (sentiments) havien pogut amb mi, però que convenientment combinades han fet que bona part del meu mon estigui sacsejant-se ara, enfonsant-se, torçant-se, cridant, trencant vidres, rebentant canonades, arrencant paviment i fonent ciments.

sé que bona part del que ara està en quarentena tornarà a construir-se passat un temps prudencial, quan els focs de sant joan s'apaguin, quan les vacances passin, els nervis es relaxin, les malalties remetin i els afectes s'estabilitzin... fins llavors intentaré disfrutar del paisatge apocalíptic.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

charles richter elaboró en el año 1935 una escala de medición de la magnitud de los terremotos influenciado sobretodo por el seismo que se produció en san francisco en el año 1906. segun su ecuación, la magnitud de un seismo se mide por el tiempo que transcurre entre la llegada a un punto concreto de unas ondas llamadas p y otras llamadas ondas s así como por la intensidad de estas. las ondas hacen que el entorno vibre en el mismo sentido que el del desplazamiento de la onda y producen movimientos de compresión y dilatación del terreno. las ondas s llegan más tarde y son las que originan la rotura más violenta dado que hacen vibrar el entorno en sentido perpendicular al del desplazamiento de la onda.

ahora hace diez añoss estaba en san francisco por primera vez y cuando estaba a punto de hacer una fotografía a las curvas de lombard street sufrimos un pequeño terremoto (uno de 1,5 puntos en la escala richter, el equivalent a 178 quilogramos de dinamita). fueron a penas diez segundos y el impacto fue mínimo, de hecho muchos ciudadanos a penas lo significaron -nada que ver con el seismo de 8 puntos y equivalente a un tonelada de dinamita que destrozó la ciudad por completo en el año 1906- pero a mi asustó. recuerdo estar enfocanfo la cámara y ver a través del objectivo que las sombras de las casas se movían irregularmente primero, comprobar que la cámara se escapaba de mis manos a continuación, notar el suelo moviendose bajo una esponja de gelatina semi-sólida y volverse a poner todo en su sitio antes de haber entendido qué habia pasado. reaccioné cuando margaret me puso la mano en el hombro y sonriendo me dijo you've witnessed your first earthquake. tardé en comprender la inseguridad que me provocó que el suelo se moviera, creo que ni siquiera quise procesarla pero al llegar de nuevo a su casa estuve cinco minutos repitiéndome: solo era de un grado y medio, un grado y medio.

a determinados terremotos, pero, no los puedo poner en una escala. no hay ecuación ni algortimo que mida o pueda preveer el daño que ocasionan ciertos movimientos. ¿cómo calculo el equivalente en carga de dinamita que tiene conocer los resultados de los anàlisis médicos de un familiar? ¿cómo me anticipo a la fractura que supone la renúncia de una figura importante en el trabajo? ¿cómo predigo el impacte tectónico de la negativa velada a un afecto? ¿qué operación de matemática física me indica la sacudida que provoca una situación de crisi laboral sostenida? ¿cómo puede algun aparato saber que después de un tiempo en calma, un terremoto estaba reptando debajo de ti y que yo lo activaria inconscientmente? ¿qué fórmula mide el dolor que supone separarme de ti aunque sea una medida de protección?

de la misma manera que las ondas p y las ondas s se retroalimentan, ciertos acontecimientos juntos tienen una fuerza destructiva que por si solos no tendrían. estos días me siento como un geólogo frustrado, descubriendo que hasta ahora havia podido hacer frente a pequeños seismos por separado, que ninguna de las ondas p (palabras) o s (sentimientos) habían podido conmigo, pero que convenientmente combinados han hecho que buena parte de mi mundo esté sacudiéndose ahora, hundiéndose, torciéndose, gritando, rompiendo cristales, rebentando tuberías, arrancando pavimento y fundiendo cimientos.

sé que buena parte de lo que ahora está en cuarentena volverà a construirse pasado un tiempo prudencial, cuando los fuegos de san juan se apaguen, cuando las vacaciones pasen, los nervios se relajen, las enfermedades remitan y los afectos se estabilizen... hasta entonces intentaré disfrutar del paisaje apocalíptico.

lamaladelapelicula dijo...

Alex, qué escrito tan brutal. Tengo la piel de gallina. Lo cierto es que el corazón es el órgano más fuerte, pues sigue funcionando a pesar de separarlo de su cuerpo o a pesar de sentir el paisaje más devastador.

No desaproveches esas funciones nunca. Y sigue latiendo, que aunque los árboles pierdan sus ojas en otoño, en primavera siempre vuelven a florecer.

besos

àlex dijo...

mala: es un escrito brutal, si, salido de lo visceral que estoy ahora mismo. yo también terminé con la piel de gallina al escribirlo, acelerandome sobre el teclado. sigo latiendo. un beso malo malísimo.

SITA dijo...

per molt que tot el món trontolli, les paraules i els sentiments siguin confusos i semblin un huracà hi ha coses que no es mouen.
si mires bé, a través de la tamborinada veuràs que hi ha gent que està al teu costat, oferin-te la seva mà. hi ha somriures que esperen que els puguis veure. hi ha braços pendents d'abraçar-te.
estigues tranquil perquè tot això t'espera el temps que calgui.

àlex dijo...

sita: recomforta saber que hi ha coses que no depenen d'una temporalitat. petons, companya de fatigues (no únicament) laborals.

Antoni dijo...

uf...encara estic emocionat.
Tinc la pell de gallina i el cor en un puny.
Les teves paraules són conseqüencia del terratremol, com el rugit de les cases caient, amb la impotència de no poder sostenir-les i tenir que deixar que el temps prengui la seva desició i el destí deixi les runes al seu caprici.
Però les runes es poden aixecar.

àlex dijo...

antoni: m'emociona la vostra emoció. són temps convulsos, violents fins i tot diria. caòtics, de ben segur. ara mateix no em plantejo què passarà amb les runes, no vull donar-me presses, si bé es cert que sostenir un escenari desolat és difícil. perpo, mira per on, segueixo respirant. jo que pensava que no podria. lliçó numero 1...

yunzapito dijo...

Espero que todo esté más calmado ahora (este texto lleva escrito unas tres semanas). Dicen que el tiempo todo lo cura, y que las cosas acaban volviendo a su lugar.

Eric Draven incluso decía que "nunca llueve para siempre".

Desde el punto de vista físico, si hacemos que los armónicos de las ondas se contrarresten en lugar de amplificarse, lo mismo conseguimos anular todos los efectos no deseados y vivir en una especie de burbuja (creo que este principio es el que usan los nuevos auriculares de cancelación de ruidos).

Una posible razón para salir de la burbuja, es que si no se pasa mal, luego tampoco se aprecia tanto cuando las cosas van bien. Pero... ¿es realmente necesario pasarlo mal?¿se pueden controlar, prevenir y evitar los terremotos? Quizá la destrucción que acarrean, nos da la oportunidad de construir cosas nuevas

àlex dijo...

yunzapito: es un gustazo que me hagas revisitar mis propias palabras.
como muy bien dices, las cosas están volviendo a su lugar. interesante tu exposición sobre la forma de contrarestar los terremotos. ¿es la misma dinámica que se utiliza en la construcción de edificios a prueba de movimientos sísmicos?
sea como sea, parte de razón tienes al decir que pasar por el terremoto en lugar de aislarte de el te permite valorar la calma que normalmente reina. creo que la dinamica para contrarestarla parte de la actitud de uno mismo. generalmente, soy bastante a prueba de bombas, pero con una falla de andrés así...
en fin, besines post-sísmicos.