15/10/07

TARONJA INTERNACIONAL



portava uns quants dies volent fer un post sobre el golden gate però tota la informació que trobava al respecte es limitava a parlar de la seva construcció, dels diferents arquitectes que van passar pel projecte, de la seva ubicació estratègica dins la badia o de com en realitat no està pintat de color vermell sinó d'una tonalitat anomenada international orange. informacions totes elles que, si bé et poden fer guanyar un formatget al trivial pursuit, només em permetien fer un post més propi d'un blog d'arquitectura tècnica que no d'un sobre la condició humana. i llavors vaig recordar el que la margaret em va explicar una vegada mentre creuàvem el pont a peu durant un boirós matí de juliol, no sé si la primera o la segona vegada que vaig estar a san francisco: l'elevat nombre de suicides que escollien el pont com el lloc on treure's la vida.

des que es va acabar de construir l'any 1937 i fins l'any 2005 en que es va deixar de fer recompte oficial del nombre de suicidis (argumentant que era una estadística morbosa i tranquilitzant així la mala consciència de l'americà mig que creu que allò que no s'anomena passa directament a no existir), més de mil dues-centes persones s'havien tret la vida llençant-se des del golden gate, la primera d'elles només deu setmanes després de la seva obertura. fins que aquest recompte es va deixar de portar a terme, el lloc del suicidi s'ubicava en relació a un dels 128 punts de llum que es troben al llarg del pont. com podeu veure al gràfic de sota, la majoria de suicides escullen llençar-se al buit des del mig de les dues torres, orientant-se cap a l'interior de la badia.



la pasarel·la del golden gate es troba a 67 metres per damunt del mar. un cos d'uns 85 quilos que es llenci des d'aquesta alçada tarda uns quatre segons en caure i xocar contra la superfície de l'oceà a una velocitat de cent vint quilòmetres per hora, el que converteix l'aigua en un element tan sòlid com una paret de formigó. només una trentena de persones han sobreviscut a la caiguda, totes elles perquè van caure de peu, patint això sí vàries fractures i lesions internes.

tot i l'aturada del recompte oficial, s'han seguit efectuant altres recomptes molts d'ells extrets d'informes de la policia. durant l'any 2006, un total de 34 persones es van llençar al buit i una setantena més van ser retingudes per la patrulla d'autopistes de california en varis intents de saltar des del pont. molts dels agents es van començar a queixar a l'ajuntament de la ciutat del fet que ells tan sols podien retindre físicament als suicides i allunyar-los del pont, però que això no els aturava de tornar-hi una vegada i una altra. en un trist exemple de perseverància, existeix el cas documentat d'una noia de piedmont que després de sobreviure a una primera tentativa de suicidi a principis del 1988 va tornar-se a llençar des del pont a finals del mateix any.

la margaret m'explicava mentre observàvem el mar sota nostre a través de les espirals de boira que s'havia contemplat diverses vegades la possibilitat de posar una tanca de seguretat al llarg del pont, de la mateixa manera que s'havia fet a dalt de l'empire state building o de la torre eiffel. aquestes tanques havien reduit a zero el nombre de suicides que havien escollit aquests edificis emblemàtics com a lloc on posar fi a la seva vida. li vaig argumentar a la margaret que l'únic que feien aquestes tanques era allunyar el factor problema, proporcionar un fals escenari tranquilitzador de la consciència al ciutadà, i que tan sols desplaçaven als sucides a altres llocs, a altres edificis d'on també se'ls faria fora, com si es volgués acabar recloguent-los dins de casa i que l'impacte de la seva decisió fos el més minimitzada possible. ella em va dir que tampoc hi estava d'acord però que als estats units es podria entendre un argument així com una apologia del suicidi públic i espectacular. finalment les tanques no es van arribar a posar mai, però no pels arguments que estavem exposant sinó perquè (1) la seva instal·lació era cara, sobre uns vint milions de dólars, i (2) resultaven anti-estètiques. escolliu la opció que us provoqui menor urticària. estats units mai em deixa de sorprendre.

afortunadament una ong adientment anomenada jump for life va posar en marxa fa uns anys una linia d'assistència amb varis telèfons d'emergència ubicats al mateix golden gate per tal de poder atendre a persones en situació de crisi que es dirigien al pont amb l'intenció de trobar consol precipitant-se entre la boira. també existeix un documental titulat the bridge que recull testimonis de familiars i amics de persones que van decidir que l'únic pas que els quedava per donar en aquesta vida era des d'una construcció de color taronja internacional.

només he viscut dos suicidis de prop, el d'un noi del meu institut quan jo devia tenir catorze anys i el d'una companya d'universitat fa cinc anys. el primer em va deixar sorprès per la visió que va oferir als que llavors entràvem a l'institut del que podia ser el revers de l'adolescència i el segon em va deixar el regust amarg del que podia ser el revers de la vida adulta. què impulsa a algú a suicidar-se ja sigui en l'intimitat de la seva habitació o des d'un dels ponts més importants del mon? sincerament no ho sé però des de fa un temps tinc la teoria que quedar-te massa enganxat al que t'està passant ara, com si això fos el trailer de la resta de la vida que t'espera, hi pot tenir alguna cosa a veure.

fa temps vaig llegir un conte sobre un rei ciclotímic que canviava d'humor cada vint-i-quatre hores, passant de ser inmensament feliç i càndid a sentir-se irritable i sobrepassat per la tristesa. al seu regne va arribar un savi que havia escoltat de la seva extranya malaltia i li venia a oferir la solució definitiva al seu mal. el rei li va demanar en què consistia la cura del seu estat canviant i el savi li va entregar una petita capseta daurada diguent-li que cada dia quan es llevés pel matí havia de llegir el paper que hi havia dins de la capseta, independentment de quin fos el seu estat d'ànim. el rei, que no s'ho acabava de creure, li va dir si estava segur que la solució fos tan simple i el savi li va insistir que no importava si estava alegre o trist, el missatge era sempre el mateix i que això era tot el que necessitava per sostenir-se cada dia. al matí següent el rei va obrir la capseta tan bon punt es va llevar i a dins hi va trobar una nota que deia: has de saber que això també passarà.

tant de bó més gent ho sabés.

19 comentarios:

yonosoyHillary dijo...

És ben cert, tot passa!

No fa gaire vaig sentir dir que en el fons, l'ésser humà s'està treient la vida contínuament, quan decideiz agafar el cotxe begut, quan comença a fumar, quan menja el que no deu, quan es droga...la diferència amb els que es llencen per un pont és que aquests ho fan de sobte i amb els ulls tancats.

A Italia tenen uns pirats que deixen caure pedres gegants pels ponts de les autopistes

àlex dijo...

hillary: hi ha la tira de petits rituals diaris que ens van matant i que precisament creiem que donen sentit a la nostra vida quan potser en l'estan traient de fet.

no veas tu con los italianos como estan, no?. estos, des de que no participan en eurovisión no levantan cabeza.

ROGELIA FERNANDEZ GOMEZ dijo...

NARANJA INTERNACIONAL

Llevaba unos cuantos días queriendo hacer un post sobre el Golden Gate pero toda la información que encontraba al respeto se limitaba a hablar de su construcción, de los diferentes arquitectos que pasaron por el proyecto, de su ubicación estratégica dentro de la bahía o de cómo en realidad no está pintado de rojo sino de una tonalidad llamada “international orange”. Informaciones todas ellas que, si bien te pueden hacer ganar un quesito en el Trivial Pursuit, sólo te permitían hacer un post mas propio de un blog de arquitectura técnica que no de uno sobre la condición humana. Y luego recordé lo que Margaret me explicó una vez mientras cruzábamos el puente a pie durante una mañana con niebla de julio, no sé si la primera o segunda vez que estuve en Sant Francisco: el elevado número de suicidas que escogían el puente como el sitio para quitarse la vida.

Desde que se acabó de construir en el 1937 y hasta el 2005 en que se dejó de hacer el recuento oficial de suicidios (argumentando que era una estadística morbosa y tranquilizando así la mala conciencia del americano medio que se cree que aquello que no se dice pasa directamente a no existir), más de mil doscientas personas se habían quitado la vida tirándose desde el Golden Gate, la primera de ellas sólo diez semanas después de su apertura. Hasta que este recuento se dejó de hacer, el sitio del suicidio se ubicaba en relació a uno de los 128 puntos de luz que se encuentran a lo largo del puente. Como podéis ver en el gráfico de abajo, la mayoría de los suicidas escogen para tirarse al vacío en medio de las dos torres, orientándose hacía el interior de la vahía.

la pasarel•la del golden gate es troba a 67 metres per damunt del mar. un cos d'uns 85 quilos que es llenci des d'aquesta alçada tarda uns quatre segons en caure i xocar contra la superfície de l'oceà a una velocitat de cent vint quilòmetres per hora, el que converteix l'aigua en un element tan sòlid com una paret de formigó. només una trentena de persones han sobreviscut a la caiguda, totes elles perquè van caure de peu, patint això sí vàries fractures i lesions internes.

La pasarela del Golden Gated se encuentra a 67 metros por encima del mar. Un cuerpo de 85 quilos que se tire desde esta altura tarda unos cuatro segundos en caer y chocar contra la superficie del océano a una velocidad de ciento veinte quilómetros por hora, lo que convierte al agua en un elemento tan sólido como una pared de hormigón. Sólo una treintena de personas has sobrevivido a la caída, todas ellas porqué cayeron de pie, sufriendo eso si varias fracturas y lesiones internas.

A pesar de la parada del recuento oficial, se han seguido efectuando otros recuentos, muchos de ellos extraídos de los informes de la policía. Durante el año 2006, un total de 34 personas se lanzaron al vacío y unas setenta más fueron retenidas por la Patrulla de Autopistas de Californio en varios intentos de saltar desde el puente. Muchos de los agentes se empezaron a quejar al ayuntamiento de la ciudad por el hecho de que ellos tan sólo podían retener físicamente a los suicidas y alejarlos del puente, pero que esto no les impedía de volver una vez y otra. En un triste ejemplo de perseverancia, existe el caso documentado de una chica de Piedmont que después de sobrevivir a una primera tentativa de suicidio a principio de 1988 se volvió a tirar desde el puente a finales del mismo año.

La Margaret me explicaba mientras observabamos el mar debajo de nosotros a través de los espirales de niebla que se había contemplado varias veces la posibilidad de poner una valla de seguridad a lo largo del puente, de la misma manera que se había hecho en el Empire State Building o de la Torre Eiffel. Estas vallas habían reducido a cero el número de suicidios que habían escogido estos edificios emblemáticos como lugar para dar fin a su vida. Le argumenté a Margaret que lo único que hacían estas vallas era alejar el factor problema, proporcionar un falso escenario tranquilizador de la conciencia al ciudadano, y que sólo desplazaban a los suicidas a otros lugares, a otros edificios desde donde también se les echaría, como si se quisiera acabar recluyéndolos dentro de casa y que el impacto de su decisión fuera lo mas minimizada posible. Ella me dijo que tampoco estaba de acuerdo pero que en los Estados Unidos se podía entender un argumento así como una apología al suicidio público y espectacular. Finalmente las vallas no se llegaron a poner nunca, pero no por los argumentos que estábamos exponiendo sino porque (1) su instalación era cara, sobre unos veinte millones de dólares, y (2) resultaban antiestéticas. Escoged la opción que os provoque menor urticaria. Estados Unidos nunca deja de sorprenderme.

Afortunadamente una ong justamente llamada Jump For Life puso en marcha hace unos años una línea de asistencia con varios teléfonos de emergencia ubicados en el mismo Golden Gate para poder atender a personas en situación de crisis que se dirigían al puente con la intención de encontrar consuelo precipitándose entre la niebla. También existe un documental titulado The Bridge que recoge testimonios de familiares y amigos de personas que decidieron que el único paso que les quedaba por dar en esta vida era desde una construcción de color naranja internacional.

Sólo he vivido dos suicidios cercanos, el de un chico de mi instituto cuando yo debía tener catorce años y el de una compañera de la universidad hace cinco años. El primero me dejó sorprendido por la visión que ofreció a los que entonces entrábamos en el instituto del que podía ser el reverso de la adolescencia y el segundo me dejo el regusto amargo del que podía ser el reverso de la vida adulta. Que impulsa a suicidarse ya sea en la intimidad de su habitación o desde uno de los puentes más importantes del mundo? Sinceramente no lo sé pero desde hace un tiempo tengo la teoría que quedarse demasiado enganchado a lo que te está pasando ahora, como si esto fuera el trailer del resto de la vida que te espera, puede tener algo que ver.


Hace tiempo leí un cuento sobre el rey ciclotímico que cambiaba de humos cada veinticuatro horas, pasando de ser inmensamente feliz y cándido a sentirse irritable y sobrepasado por la tristeza. En su reino llegó un sabio que había escuchado de su extraña enfermedad y le venía a ofrecer la solución definitiva a su mal. El rey le pidió en que consistía la cura de su estado cambiante y el sabio le entregó una pequeña cajita dorada diciéndole que cada día cuando se levantara por la mañana tenía que leer el papel que había dentro de la cajita, independientemente de cual fuera su estado de ánimo. El rey, que no se lo acababa de creer, le dijo que si estaba seguro que la solución era tan simple y el sabio insistió que no importaba si estaba feliz o triste, el mensaje siempre era el mismo y que eso era todo lo que necesitaba para sostenerse cada día. Por la mañana siguiente el rey abrió la cajita tan pronto como se levantó y dentro encontró una nota que decía: has de saber que esto también pasará.

Ojala más gente lo supiera.

Churru dijo...

Pues sí, parece que todo pasa, aunque al principio tengamos que fingirlo. Luego creamos la barrera interior que le falta al Golden Gate, y al final terminamos por cruzar el puente.

àlex dijo...

rogelia fernandez gonez: hija, lo tuyo es la versión patria del john doe americano. anónima no eres, no. pero poco te falta.
gracias mil, resalá.

àlex dijo...

churru: es curioos que se elija como lugar de suicido un puente, no crees? un lugar de nexo, de comunicación para alguien que se siente solo e incomunicado. un puente que une dos puntos lejanos. un puente que une los vivos y los muertos, la luz encima y la niebla debajo.

Churru dijo...

Àlex, es curioso, sí pero ¿quién puede estar dentro de la cabeza de esa persona en ese momento? ¿Apetece sentir el aire en tu cara mientras caes? ¿O sentirte ingrávido? ¿Que las penas se vayan en un triste remedo de vuelo? A mi me ha llamado poderosamente la atención la preferencia por hacerlo desde el centro del puente, como comentas. Cuestión de simetría, panorámica, escenario, simbolismo...

Churru dijo...

Ah y gracias a Rogelia, que mi catalán es de andar por casa... de Pin y Pon.

picola dijo...

Has dicho John Doe? Una gran serie que estoy a punto de ver el final y que se que cuando acabe me tendré que ir a tirar al Golden Gated porque no hay segunda temporada..... (te ha gustao mis asociaciones?)

àlex dijo...

churru: a saber que sienten en ese momento, tienes razón.
una vez, en una asignatura de psicologia familiar me las tuve con un profesor porqué decía que el mensaje subliminal que deja un suicida a los que le sobreviven es de "no me habeis ayudado". yo le contesté que el suicida es responsable de su acto de suicidarse y que el mensaje que quisiera dejar se lo llevó él, que nadie lo sabe. otra cosa es el sentimiento de culpabilidad que pueden tener quienes se quedan pero dudo que esa fuera la intención de quien se ha ido.
lo del centro del puente a mi también me pareció interesante, como darle un sentido escénico a su muerte. y lo de hacerlo de cara a la bahía y no al oceáno, como de recogimiento.
ya ves tu lo interpretativo que estoy hoy.
un besote.

àlex dijo...

picola: ya te he dicho que en mi opinion lo tuyo con las series es de yonki chungo. en cuanto a lo de tirarte al goldengate(d), hija mía, a estas alturas creo que ya sabías el rollo que me va. además, bastante cachondeíto tenemos ya con lo de ser pareja segun a los ojos de quien, no?
en fin, tu quedate con tus john does y tus cristinas yangs y el golden gate, en todo caso, nos lo cruzamos paseando tan ricamente el proximo verano si podemos.
fins demà guapi. vengo con tu dosis.

yunzapito dijo...

El viaducto de Madrid no tiene la clase del Golden Gate, pero era uno de los sitios favoritos de los suicidas hasta que le pusieron las barreras de cristal... (para más informacion ver "Amor de hombre")

A mi me da un poco de apuro acercarme a precipicios porque me dan ganas como de tirarme.

Si me tirara, me tiraria desde el centro, que parece ser que es donde hay mas altitud, y donde hay menos hierros donde engancharse.

àlex dijo...

yunzapito: veo que la imbd está a la orden del día. no sabía lo del viaducto de madrid aunque sí había visto amor de hombre hace bastante tiempo. solo me acuerdo de loles león entre mucho tío suelto, mariliendre como ella sola.

yunzapito dijo...

En la peli en cuestión ella vive al lado del viaducto, y se deprime cada vez que alguien se suicida porque lo puede ver desde su ventana

Dani dijo...

Eiva nanu! He anat llegint aquest ultim post a troços! Em sona d'algu aquesta historia.... no se de que :P Un muerdo, para variar (increible an end has a start)

tibu

àlex dijo...

yunzapito: por suerte no se puede edificar delante del golden gate así que lo que le pasaba a la maura en "amor de hombre" aquí va a ser que no. aunque, tal y como está la especulación inmobiliaria capaces son de montar un residencial en islotes flotantes justo en la bahía...

àlex dijo...

tibu: vaya a ser de cuando tu y el menda lerenda estaban en el puente de marras.
an end has a start es acollonant, sí. a ver esos tibuinformes como se van gestando.
un muerdo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

hola! Perdonam' que no he tingut massa temps aquesta setmana i vaig arribar una mica tard a la caiguda:-)
Qué cabronix Yunza, se me ha adelantado con lo del Viaducto:-) tiene toda la razón. Pusieron una pantalla de cristal así, mazacota, sólida, que se conoció como la "pantalla anti-suicidios". Cuando era más pequeño, tenía un amigo que vivía por allí, nos asomábamos, nos reíamos, qué gansos, qué frívolos y qué macarras.
Sorprendente entrada, fabulosa..."el club de los suicidas selectos"...
Hay otra clase de suicida, que no lo hace nunca, que es el que siempre está amenazando a los amigos con un "me voy a suicidar" (quina barra, ésta gente es un coñazo)...
Me llamaría la atención, enterarme si la gente que se tira del GoldenGate, hace el gesto reflejo, de taparse la nariz con la mano, por el agua...Dentro de tan enorme tragedia, hay gestos que pueden ser de auténtico humor negro...
El suicida de verdad, no lo dice a nadie, no suele amenazar con ello...lo hace y ya. Lo importante es lo que pasa antes...claro...a mi tb me inquieta...me gustaría saber qué es...Tal vez la atracción al vacío, no sé, tal vez son vidas, gente que se siente tan vacía que...no lo sé.
Me inquieta y me hace plantearme interrogantes como ésta entrada, muy similares...
Siempre he dudado de si los suicidas son cobardes ó valientes...
No lo hagas nunca (sé que no), yo tampoco:-) Te lo prometo, que tenemos Blog:-)
Qué bonita entrada, y que suerte de estar todos vivos y leer Blogs.Es una razón más que suficiente (dentro de dos millones doscientas mil) para seguir queriendo estar vivos:-)
Petons

àlex dijo...

ripley: ayer por la noche finalmente vi the bridge, el documental del que hablo en el post sobre los suicidas del puente. me impactó muchisimo porque entre otras cosas muestra grabaciones auténticas de varios suicidas precipitándose al vacío des de el golden gate (motivo por el cual en estados unidos levantó una polémica enorme). hablan con familiares de ellos, incluso con un chaval que sobrevivió a la caída. su relato es conmovedor. oirle explicar como eran las cosas cotidianas de su vida, el nivel de pequeños detalles de las cosas que le pasaban y como su trastorno del ánimo iba haciendo mella en el hasta que se despidió de su padre sabiendo que iba a tirar del puente...
si tienes la oportunidad no te lo pierdas. es otra razón (de las dos millones doscientas mil) para seguir vivo.

un besote.